TOP
Dracs Granollers

La costumbre de los buenos días

Decía Amadeu Barbany, comerciante de 4a generación, que hay que defender el pequeño comercio, porque es donde se vive el barrio y la conexión con la gente.

Comentaba Amadeu, en su charla en las Jornadas de Moda Sostenible del pasado sábado, que le cerraron la tienda que tiene en Granollers porque en ella daba conciertos los viernes por la tarde, en un intento de fusionar comercio y cultura. “Porque el comercio también es cultura”, defendía. Pero ni por esas: perdió un juicio que daba por ganado. Y con el juicio perdió las ganas de seguir con el negocio.

Pero Amadeu es un emprendedor de cepa, lo lleva en los genes. Así que casi 4 años después, consiguió levantarse y volver con más fuerza. Tanto ímpetu llevaba que fue a por todas y rehabilitó la tienda manteniendo toda la estructura original, mostrando las “tripas” del local, lo más auténtico. “Porque el comercio es tradición y queríamos mostrarlo”, defiende hoy muy orgulloso.

Hoy, Amadeu da charlas para explicar la importancia del pequeño comercio, enseña su espacio a escuelas que quieran visitar su tienda para explicar a los niños todo lo que hay en las tiendas de barrio que no hay en las grandes superficies, por más especializadas que sean: edificios antiguos que se mantienen, trabajos artesanos que se fomentan, productos de calidad que se seleccionan…

Y, sobretodo, cuenta Amadeu, en las tiendas de toda la vida, al entrar te dan los buenos días. “Porque hay que recuperar la costumbre de dar los buenos días”, concluye. No puedo estar más de acuerdo, claro. Buenos días. Feliz viernes.