TOP

Be Water. 5 proyectos emprendedores en torno al agua

“Mamá, el día que no haya agua, yo no quiero estar aquí.” Diego, 7 años. Madrid.

Tal vez, uno, sin darse cuenta, transmite a sus hijos sus propias preocupaciones. Bueno, tal vez no: seguro. Con las frases “cierra el grifo cuando te cepilles los dientes”, con acciones como el cubo mientras esperas a que salga el agua caliente en la ducha, con explicaciones de porqué aprovechar el agua de los vasos para regar plantas… vas inculcando una cultura del agua que, a menudo, puede llevar en el pack, la preocupación hacia el tema.

Y es que no es para menos: el agua está causando migraciones con las que luego no sabemos qué hacer y enfermedades más que evitables por la falta de agua potable. No tan lejos de aquí -o aquí mismo, existen pozos subterráneos para conseguir más agua de la que se cede, cosechas perdidas que llevan al aumento del precio en la materia prima de muchos productos básicos de nuestra cesta diaria. El caso llega a la situación de tener, en estos momentos, a Galicia en pre-alerta por sequía: si en el próximo mes no llueve, entra en fase de alerta. No hace falta seguir para entender que la situación es realmente preocupante.

El agua será el nuevo “petróleo”. De hecho, en algunos momento, el petróleo ha sido ya más barato que algunas aguas embotelladas (79cts vs 105cts el galón).

Ante esta situación, muchas marcas han empezado a actuar. Algunas con un claro objetivo de facilitar el acceso al agua en zonas donde todavía hay que caminar kilómetros para el agua diaria, con todo lo que esto provoca de falta de asistencia a la escuela por parte de los pequeños, enfermedades por falta de higiene, deshidratación en caso de enfermedad, etc.

Afortunadamente cada vez hay más proyectos vinculados al agua, pero he seleccionado los que más me han llamado la atención, por su innovación en el producto, en el modelo de negocio o en el desarrollo de la estrategia de marca:

Thankyou

Thank You Water project

Esta startup empezó con la idea de ayudar a financiar proyectos de acceso al agua, vendiendo agua embotellada en Australia. Según avanzaba el proyecto, se dieron cuenta de que el problema del agua es el centro de muchos otros problemas, como falta de acceso a la educación, problemas de alimentación o en la salud materno-infantil. Por eso, decidieron ampliar su gama de productos, para ampliar así su impacto.

Este proyecto me parece interesante porque cada producto de su marca lleva un código con el que, a través a la web, puedes saber a qué proyecto estás aportando con la compra del producto, lo que genera mayor engagement y hace que el consumidor se sienta más parte de la solución.

Auara

Auara

El caso de Auara es similar, sólo que en este caso se limitan a la venta de agua embotellada, envasada en botellas de materiales reciclables (plástico 100% R-Pet) y con un impacto enfocado únicamente en el acceso al agua potable a través de la construcción de pozos.

Su caso me gusta especialmente porque es fácil de entender, su propuesta de valor es muy clara y porque se implican directamente en los proyectos de desarrollo de acceso al agua, en vez de simplemente hacer donaciones a ongs.

Boxed Water

Boxed Water

Este proyecto hace hincapié, exclusivamente, en la contaminación que implica el plástico de las botellas. Por eso, lo sustituye por un envase reciclable. A la vez, donan un porcentaje para proyectos de agua.

Lo más interesante de este proyecto es, sin duda, la identidad corporativa y su aplicación al packaging.

Just Water

Just Water

Me gusta este proyecto porque su propósito es aportar a la comunidad de la localización en la que se creó: Glens Falls. Una localidad de Estados Unidos con una drástica reducción de la población y aumento de paro. Just Water detectó que la zona, un valle con más de 10.000 lagos y 30.000 millas de río, perdía gran parte del agua debido a la antigüedad de sus tuberías. Así que decidió emprender ahí un proyecto de agua, embotellada en envases 100% sostenibles y reinvertir los beneficios en mejorar la infraestructura hidráulica, para evitar la pérdida de agua.

Alisios. Agua de niebla

Alisios, agua de niebla

Este proyecto es especialmente bonito y muy innovador: se trata de un sistema de recolección de agua de la niebla, con unos paneles instalados que absorben y filtran el agua. Una técnica muy novedosa, que había visto hacer en el algunas aldeas de Perú, pero que esta marca canaria ha sabido utilizar para crear un proyecto sostenible y rentable.

Me gusta por la innovación del proceso, por supuesto. Y por su claim: nuestro manantial es el cielo. Precioso, ¿verdad?

Está claro que el sector del agua requiere que actuemos ya desde todos los frentes: vigilando su consumo para no derrochar ni una gota de más, encontrando nuevas fuentes no limitadas, usando packagings sostenibles y favoreciendo aquellas zonas en las que todavía no tienen acceso a agua potable y esas en las que pronto no lo tendrán.

Y es que deberíamos empezar a ser conscientes de que, como dice una amiga mía, “si cuando abres el grifo sale agua, eres millonario”.