TOP

¿Por qué es necesaria la A en STEAM?

Es de esas letras que ahora está, ahora no está. En español (CTIM) ni siquiera se contempla. Y si hubiera que contemplarla, tal vez no sabríamos sin incluir la A de Arte, la D de Diseño, la F de filosofía o la E de Ética. Aunque yo propondría directamente la H de Humanidades, para que incluyera a todas las anteriores.

Porque ahora que todos estamos convencidos de que la revolución 4.0 exige nuevos conocimientos para adaptarse al futuro que ya está aquí, ahora que entre los idiomas del futuro está el inglés, el chino y el C+, toca pararse (aunque sea sólo unos minutos, que no hay tiempo que perder) y pensar hacia dónde queremos ir, en este avanzar tan rápido.

Hacen falta sociólogos que sepan detectar qué necesidades hay que resolver. Se necesitan lingüistas que sepan cómo debe descifrar y reproducir el lenguaje una máquina. Se requieren diseñadores que hagan más usable cualquier pantalla o robot. Necesitamos filósofos que planteen disyuntivas frente a ciertos algoritmos para decidir o proponer debates éticos con ciertas resoluciones. Hacen falta historiadores y arqueólogos que nos expliquen cómo era el pasado para poderlo reproducir mediante RV.

Hacen falta todos estos perfiles, tan de letras, en un mundo cada vez más automatizado. Porque detrás de cada máquina que sabe, actúa y aprende, hay una persona que le ha enseñado qué saber, cómo actuar y cómo aprender.

Por eso, hacen falta equipos pluridisciplinares, que trabajen con un mismo objetivo pero desde ángulos distintos. Alguien que sepa qué hace falta y otro que sepa cómo desarrollar la solución tecnológica.

El futuro ya no es lineal y mucho menos el conocimiento. Cada vez es más circular: es una iteración constante, un prueba-error, un aprender-desaprender. Un volver a empezar constante. Y esto exige debate, discusión, intercambio de conocimientos y aportación de propuestas nuevas que aporten sobre las anteriores.

El futuro-presente exige pensamiento crítico que cuestione tanto el 0 como el 1. Demanda saber mirar para poder ver toda la gama de grises. Requiere saber preguntar para encontrar las respuestas más acertadas.

Con A o con H, no importa cómo lo escribamos, mientras la incluyamos en algún lugar entre las otras 4 letras.